boton_facebook Menu bandera inglesa

PREPARACIÓN DE LAS LECTURAS PARA LA MISA


Aunque la mayoría de las ceremonias nupciales católicas se celebran dentro del rito de la misa, no necesariamente requieren de la celebración completa de la misa, aunque si debe contar con una liturgia de la palabra que sirva de soporte al sermón. La liturgia eucarística se puede obviar, siempre que de alguna misa anterior se haya reservado hostias consagradas para dar la comunión.

Dada la importancia de la celebración de la Santa Misa para los católicos, se ha vuelto una sana costumbre celebrar este sacramento dentro del rito de la misa. Indistintamente que se celebre de una u otra forma, es decir con misa o sin misa, la selección de las lecturas para la liturgia de la palabra tiene gran relevancia y en muchas ocasiones sirve de inspiración para escoger la música para la boda. En este artículo, antes de presentar un listado de lecturas recomendadas para esta ocasión, entregaré a mis seguidores, algunos tips importantes que le ayudarán organizar de mejor forma las lecturas y a reconocer el orden y momento concretos en que se leerán.


1.Lo primero que se debe aclarar es la confusión que existe entre las lecturas y el salmo. Muchas personas consideran al salmo como una lectura y esto no es correcto. Veamos algunos aspectos que nos ayudarán a notar la diferencia.

- A quienes leen el Salmo se les conoce como salmistas, mientras a quien leen las lecturas se les conoce como lectores.

- El salmo tiene una dinámica participativa entre el salmista y la asamblea. El salmista pronuncia o entona las estrofas (versos) del salmo y la asamblea contesta con un estribillo.

- En definitiva, aunque en la practica el salmo sea leído (algunas veces es cantado), “el salmo es salmo y no lectura”

2.Para definir cuantas lecturas se harán durante la ceremonia, es importante considerar si la boda se celebra en día ordinario o de precepto. Los días de precepto son aquellos en los que existe la obligatoriedad de asistir a la Santa Misa, esto es: Domingos, Festivos religiosos de guardar y los sábados a partir de mediodía.

- Cuando la misa se celebra cualquier día de lunes a sábado hasta el mediodía, está ordenado desarrollar en orden el siguiente esquema antes del Aleluya y la proclamación del evangelio.

Lectura - la hace un lector
(tomada del Nuevo testamento)

Salmo - la hace un salmista
(tomada de los Salmos)

Aleluya – La hace el coro

Evangelio – Lo proclama el sacerdote

- Cuando la misa se celebra después de sábado al mediodía o en domingo, está ordenado desarrollar en orden el siguiente esquema antes del Aleluya y la proclamación del evangelio.

1ª Lectura - la hace un lector
(tomada del Antiguo testamento)

Salmo - la hace un salmista
(tomada de los Salmos)

2ª Lectura - la hace un lector
(tomada del Nuevo testamento)

Aleluya – La hace el coro

Evangelio – Lo proclama el sacerdote.

- Las lecturas y el salmo pueden ser escogidas por la pareja, sin embargo deberá informar al sacerdote celebrante cual ha sido su elección, con el fin de que la homilía que éste pronuncie esté relacionada con dichas lecturas.

- Aun que lo ordenado es hacer una sola lectura y el salmo en la celebración de la Santa Misa de lunes a sábado al mediodía, queda a discreción de la pareja y con el visto bueno del sacerdote celebrante incluir la segunda lectura si así lo desean.

Comparte esta informacion con un amigo



Notas de la experiencia